Los pilotos de MotoGP del Team Aspar afrontan la ronda anual y exclusiva en Laguna Seca

20 de Julio de 2011

Después de cinco grandes premios seguidos en el viejo continente, el Continental Circus va camino de la segunda cita transoceánica del curso, el Gran Premio de Estados Unidos. Sólo se desplazará una representación menor del elenco mundialista, la más importante sin embargo, MotoGP, ya que la ronda americana, a desarrollar en Laguna Seca, es propiedad exclusiva de los pilotos de la categoría reina. No hubo tiempo para el descanso y los equipos saltaron de Sachsenring hacia Laguna Seca, el circuito más corto (3.610 metros) de cuantos componen el calendario mundialista, y hogar del mítico Sacacorchos, una auténtica pared de asfalto. El próximo fin de semana será el último compromiso de los pilotos de MotoGP, antes de un merecido descanso de dos semanas. Stoner y Lorenzo siguen en su brega por el mando de la categoría reina, habrá que estar atentos a Pedrosa que regresa muy fuerte tras su lesión.
 
150 grandes premios, nada menos, cumplirá el próximo fin de semana, en Laguna Seca, Héctor Barberá. Todo un logro para un piloto de 24 años curtido en mil batallas, formado en las tres categorías del Mundial de Motociclismo (125cc, 250cc y MotoGP). El piloto MAPFRE Aspar va camino de Estados Unidos para completar este ciclo de seis carreras en sólo ocho semanas. Se dirige  después de dos rondas, Italia y Alemania, fabulosas, en las que ha encontrado su mejor forma y la mejor configuración para su Ducati. En Italia fue séptimo y en Alemania undécimo. Independientemente de los resultados, el de Dos Aguas ha mostrado una evolución considerable en su pilotaje y en sus registros, que espera seguir manteniendo el próximo fin de semana en Laguna Seca.

EN TWITTER

NOTICIAS ANTERIORES